¡Las 7 CLAVES para ser FELÍZ desde hoy mismo! Coaching Emocional por Fernando del Corral.

19 noviembre, 2015

previa5

Todos queremos ser felices, aspiramos a entrar en una especie de nube tridimensional donde nuestro gesto en la cara será una sonrisa, nuestra sensación será de paz y gratitud y nuestra vista estará situada en una puesta de sol rodeado de los tuyos, siempre sanos y por supuesto también felices.
Esto, en mi opinión, es algo precioso, pero inalcanzable, por lo menos de forma duradera. Para un servidor la vida es otra cosa, la vida es un largo recorrido por un camino en el que pasan cosas, muchas cosas. Unas buenas otras no tan buenas y algunas definitivamente malas. La vida transcurre entre gritos y susurros, entre éxitos y fracasos, entre el amor y la amistad, el desamor y las traiciones, los malos entendidos, las sorpresas que nos vuelcan el corazón, los miedos que secuestran nuestros sueños y los benditos trampolines que nos motivan a retarnos día a día, eso para mí es vida.
“Para mí, querido amigo, la felicidad no es un destino, es parte del camino, de hecho bien mirado la felicidad esta en caminar por el camino”
Y si no me crees te invito a que te respondas esta simple pregunta:
¿Has sido alguna vez feliz?
Mi deducción es muy sencilla, SÍ que lo has sido, porque de no ser así la propia palabra no estaría en tu diccionario y por lo tanto no existiría. Pues bien una vez que tu y yo sabemos que lo hemos sido y seguimos caminando ya vemos que no es el fin del camino, es tan solo un trocito, o varios, de nuestro camino. La felicidad para mi son trocitos de mi camino que hacen que merezca la pena ser caminado, claro que sí.
Para todo aquel que quiera saber cuales son mis claves, para lograr esos trocitos de felicidad diária le recomiendo que estén muy atentos en la siguiente lectura y pongan en práctica de estas sencillas claves en su día a día:
1. ACEPTAR lo que te pasa. Lo que NO significa conformarte.
Podemos invertir nuestro tiempo y energías en enfadarnos y quejarnos por lo que YA HA SUCEDIDO y vivir resentidos con esa o esas personas por no habernos dado el puesto de trabajo que creíamos merecer, o ACEPTAR que no nos lo han dado, por los motivos que sean y trabajar, sin conformarnos, para lograr lo que queremos. La primera elección nos lleva a la IRA, el resentimiento, el odio, a gastar energías, buscar culpas y a no encontrar soluciones, mientras que la segunda pone el foco en las opciones de futuro, aprender de lo sucedido y buscar nuevos caminos, nuevas alternativas que nos lleven a alcanzar el éxito en los siguientes intentos.
2. Ser una persona AUTENTICA. Significa ser tú mismo/a, sin pretender gustar a través de personajes inventados que, a la larga, son imposibles de sostener como propios. Ser autentico significa ser sincero y trasparente, vivir desde mis valores y mis principios, luchar por mis retos, en definitiva: vivir mi vida.
3. Menos PRE-OCUPARTE por las cosas y más OCUPARTE. Nuestro tiempo es limitado y lo pasamos en su mayoría pensando las cosas malas que nos pueden suceder, en vez de dedicar ese valioso tesoro llamado tiempo en hacer lo que debemos o queremos hacer para crear nuestro propio destino.
4. APRENDER con la HUMILDAD de un sabio. Creer que sabemos de algo nos limita investigar sobre ello, escuchar nuevos puntos de vista, ver otras alternativas y usos. El solo ejercicio de pensar sobre algo nos abre la puerta a un mundo nuevo, fantástico y lleno de posibilidades para encontrar nuestro sitio en la vida.
5. TRATAR A LOS DEMÁS COMO NOS GUSTARIA QUE NOS TRATASEN. Simplemente eso!
6. Afrontar la vida con la ACTITUD OPTIMISTA. Para mi esta clave es “la clave” y consiste en asumir lo malo que nos pasa como parte de ese camino, aprendiendo de ello y con la mirada siempre adelante pensar de manera constructiva, buscando la mejora continua, lo bueno de las personas y viviendo, tal y como reza la filosofía oriental, los problemas como oportunidades.
Como decía Hellen Keller: “Mantén tu rostro hacia la luz del sol y no verás la sombra.”
7. Graba en tu mente a fuego que: “Yo puedo hacer TODO lo que me PROPONGA” ya que si tu lo crees serás capaz de lograrlo y si tu no lo crees será incapaz sin ninguna duda…
Fernando del Corral

DESDE EL CARIÑO VERSUS SIN ÁNIMO DE OFENDER

15 septiembre, 2015

Nada se olvida más despacio que una ofensa y nada más rápido que un favor “

MARTIN LUTHER KING

 pistolero

Todos estamos metidos en una rueda de ofensas, raro es el día en el que no ofendemos o nos sentimos ofendidos. La ofensa en una creación humana por tanto deriva de la conciencia del ego, forma parte de nuestra estructura social de control y posición.

Antiguamente la ofensa llegaba a la sangre, el duelo a muerte por limpiar el honor mancillado. La ofensa siempre establece un juicio de lo que de una manera totalmente subjetiva consideramos agravio, ya que hay factores culturales, sociales, políticos, religiosos, costumbristas, un sin fin de marcos donde poder ofender y sentirse ofendido. De lo que se deduce que no es posible vivir sin ofender a nadie.

En  “Alegría de ofender “hacen el siguiente pequeño relato de una ofensa:

Desconfió. Trazó una línea para ver si la pisaba. Ella la saltó y, en el aire, se ofendió por haber sido sometida a prueba “

 Este pequeño relato demuestra que la mayoría de las veces confundimos la ofensa con la necesidad de defender nuestro amor propio, que poco tiene que ver con nuestra autoestima o amor a uno mismo. El amor propio es el sustituto de una verdadera autoestima, con el amor propio necesitamos de la valoración de los demás para sentirnos felices, por lo tanto estamos más expuestos a valorar de una manera desproporcionada los juicios de los demás, y en consecuencia a sentimos más y más veces ofendidos.

Curiosamente cuanto más cuidada y trabajada esté nuestra autoestima, cuando más seamos capaces de arraigar nuestra individualidad, y nuestra capacidad de comprender que somos únicos,  a más gente podremos ofender, a toda esa gente que se siente amenazada por nuestra fuerza, nuestra seguridad, nuestra libertad en los actos y el comportamiento, y en general por todo aquello de lo que ellos carecen, pero en consecuencia y como rasgo de fortaleza nos sentiremos menos veces ofendidos.

Hay un comentario generalizado en nuestra sociedad, y sobre todo en nuestro entorno laboral, si ponemos atención la podremos escuchar en más de una ocasión:

- No es normal que haya ascendido tan rápido, no es por ofender, y te lo digo desde el cariño…, ya sabes que a mi me gusta ir con la verdad por delante, pero ¿no es raro? ¿Qué habrá hecho para conseguirlo?  Suena, ¿verdad? Puedes escucharlo en cualquier bar a la hora del café.

En lugar de esto, por qué no nos preguntamos el motivo de por qué ese ascenso no es nuestro. ¿Por qué echamos balones fuera?, dando a entender que no es que nosotros no podamos conseguirlo, es que el otro lo ha conseguido con malas artes. “Dijo la oveja al águila: por tu culpa no puedo volar “. Nietzsche

 Cuando una persona sufre una carencia de algo que le gustaría tener, suele sentirse impotente y genera una creencia más o menos arraigada que le dice constantemente que “no es capaz”, este juicio propio o creencia limitante le genera una inseguridad que hace que observe a los demás como amenazas.

El ofendido cree herido su ser y reacciona de manera doliente, cuando en realidad está fortaleciendo la ofensa concediendo un poder al ofensor: el poder de herirle con un juicio subjetivo. El poder que le concede  un alto valor a su opinión y juicio.

Como decía unos párrafos más arriba, la sociedad y nuestra naturaleza hace que sea imposible ofender a otros de forma involuntaria, pero si tenemos la capacidad de elegir hacerlo de forma voluntaria. Antes de lazar un agravio hacia otra persona, simplemente contemos hasta 10, solo eso, pensemos que estamos ofendiendo realmente, si a la persona blancode nuestra ira, o estamos dejando al descubierto una debilidad propia. Y antes de ofendernos pensemos: ¿qué importancia le concedo a las opiniones de esta persona? la suficiente como para ¿cambiar mis emociones y sentimientos ? Y sobre todo y más importante,  ¿que dice mi ofensa hacia el otro de mi? ¿ Qué piedra de mi estoy lanzando, para que no me pese tanto?lanzar piedra

 

Terminaré nuestro artículo de de esta semana con una simpática y manifiesta ofensa histórica, en forma de consciente dardo envenenado; el dramaturgo Bernard Shaw escribió una vez a Churchill:

“Estimado Sr. Churchill:

Le adjunto dos entradas para mi nueva obra de teatro que se inaugura el jueves por la noche, le ruego venga y traiga a una amigo, si tiene uno.”

la respuesta del Sr. Churchill no se hizo esperar.

Estimado Sr. Shaw:

Lo lamento pero tengo un compromiso previo y no podré asistir a la inauguración. Sin embargo iré a la segunda función, si es que hay una.”

 

Pensemos antes de ofender y analicemos antes de ser ofendidos.

 

Carmen Clemente

EL PODER DE HACERSE CARGO

9 septiembre, 2015

EL PRESENTE

La resistencia al cambio es tan connatural al hombre casi como respirar.Mirarte al espejo y llegar a las profundidades de tu ser, ese que sabe que es lo que quieres en realidad, es doloroso y costoso. Decimos querer conocernos, pero nuestros comportamientos revelan lo contrario, pues solo nos gusta conocer de nosotros aquello que nos es grato. Lanzamosa los cuatro vientos nuestro supuesto cambio pero utilizamos las mismas palabras de siempre. Plantearnos nuestros valores y creencias, aquellas que sustentan y han sustentado desde siempre nuestra forma de pensar y sentir, no es tarea fácil, ni agradable. Es mucho más fácil y sencillo decir “yo soy así” y “tengo mis motivos”. Pues nada, sigue ahí, si es lo que quieres…pero luego no te quejes y eches balones fuera.

Hacerte cargo de tu momento, el de ahora, el que vives en este momento requiere de un alto grado de responsabilidad y una buena dosis devalentía. No todos estamos preparados para ello, aunque deberíamos. Hacerte cargo es reflexionar sobre posibles cambios que has de hacer.  Una buena noticia: cuando te haces cargo… vas en el  camino correcto, desde ahí y no desde otro sitio tienen que nacer tus reflexiones, tus decisiones, tus motivaciones…. no sirve de mucho atacar y lanzarnos a nuestra historia pasada salvo para recoger algo que podría ayudarnos. Hacerte cargo de tu momento es comprender que lo que ocurre en este momento es vida, y enfrentar este momento y no otro, con la actitud adecuada, aquella que te haga feliz, a ti… no a los demás (los demás tienen su ahora) es el camino correcto para no ser devorado por la frustración, la apatía y el paso de los días sin sentido.

Coloca cada cosa en el sitio que le corresponde, a lo que está en el pasado, hay que cambiarle de conjugación y ponerlo en el pasado: estuvo

Olvida rencoresBAUL DE LOS RECUERDOS, no alimentan más que un ego desmedido, olvida las ofensas, no des ese poder a los que las emiten, manda al baúl de recuerdos los amores no correspondidos, no eran para ti, no desperdicies energía con quién no lo merece, algún día alguien escuchará con amor lo que digas, mientras tanto… no te conformes, y si no llega es que quizás no era tan necesario.

Pasa más tiempo con las personas que quieres de verdad y no escatimes palabras ni gestos de cariño con ellos. Los besos no dados y las palabras no dichas serán las más recordadas, créeme.

No intentes cambiar a la gente, y no dejes que nadie te cambie a ti, eso es algo que solo tú puedes hacer, eso sí, practica el cambio a diario, hará que te sientas más vivo. Escucha de todo y reflexiona sobre algo al menos una vez al día. Lee mucho, el conocimiento llegará  solo. Decide cada mañana como quieres que sea el día, y pase lo que pase sigue esa decisión, comprenderás el poder que tienes.

Hazte cargo de tu momento, y realiza tantos cambios como necesites para adecuar este presente a aquello que quieres. Hazte cargo de tu momento o lo perderás.

Carmen Clemente Barroso

Colegio Superior de Coaching

Coaching Artístico y musha m….

11 mayo, 2015

every4

Qué difícil es comenzar algo…., este blog por ejemplo, elegir las palabras justas que hagan vibrar a los que lo leáis y que os enganche hasta el final es, sin duda, todo un reto. Qué difícil terminarlo… Qué difícil escribirlo.
Pero acaso ¿no lo es comenzar cualquier otro proyecto de vida? ¿El que quiere ser artista, escritor, pintor o bombero lo tiene más fácil que el ingeniero, periodista o futbolista? Por no meter más “listas”
Si tuviera una receta mágica sin duda os la daría (bueno mejor, os la vendería y así mataría dos pájaros de un tiro…) pero no la tengo, ni la tengo yo ni ninguno de los autores de libros, o empresarios multimillonarios, que versan sobre cómo tener éxito o ser feliz en 5 pasos. No hay recetas, como mucho podrán compartir su versión de lo que les paso hasta lograr SU éxito. Lo cual ni mucho menos garantiza el tuyo, entre otros factores porque la palabra éxito tiene muchos significados, dependiendo de que garganta salga.
Foto 01-05-13 09 19 47Dicho esto, nada está perdido, ni ganado de antemano, el partido está por jugar y si no te rindes, el partido puede ser tan largo como necesites, tuya es la decisión cada día de calzarte las botas y salir al campo a ganar y si pierdes o empatas, mañana puedes continuar donde lo dejaste con el ánimo de lograr tus metas, de ganarlo, y con el recuerdo de lo aprendido ayer. Aunque personalmente te diré que si algo he aprendido en estos años de retos y logros personales, cuando alcanzas TU OBJETIVO se te ocurren otros nuevos que deseas más, de manera que al final la meta no es más importante que el camino que recorres hasta alcanzarlo.

En términos de tiempo, si logras algo lo disfrutas “un rato”, mientras has luchado por conseguirlo lo has hecho “un millón de ratos”.
A estas alturas de mi texto alguno os preguntareis que tiene que ver esto con el Coaching Artístico, pues bien ahí va mi hilo de pensamiento y el por qué de este blog, y es que ayer vi “La Voz”, vi cantantes, vi verdaderos artistas de la voz que continuaban dando un paso más en el programa y otros que tuvieron que hacer la maleta y abrir la puerta de da a la calle. Estos últimos, apesadumbrados, dolidos, con el estómago encogido, esbozaban una media sonrisa de compostura y con los ojos vidriosos se despedían del público tragando la adrenalina sobrante pensando:
“Ya está, y ahora…qué?”
Pues eso digo yo, ¿y ahora qué? ¿Qué van a hacer con esto? ¿Lo meterán en baúl de los fracasos y excusas para echar mano de ellos cuando quieran reafirmar sus temores?¿ Lo guardarán ahí cerquita de los miedos, para que puedan ser alimentados… y engordados?
O cogerán la experiencia para crecer.

La respuesta es suya, única y exclusivamente de ellos, de ellos depende que vean este paso por el reality-concurso como un éxito o como un fracaso porque no han ganado. No olvidemos que para estar ahí han sido elegidos de entre unos 10.000 candidatos, eso tiene que valer algo, digo yo…
índice¿Qué tipo de pensamientos son aquellos que nos refuerzan? Que nos ayudan a levantarnos y seguir jugando con la ACTITUD adecuada.
El COACHING ARTISTICO es una disciplina que sirve para apoyar y fomentar una adecuada forma de pensar, fortaleciendo y canalizando este tipo de pensamientos con el fin de reforzar lo que más necesita cualquier artista que se enfrenta a un escenario, LA CONFIANZA EN UNO MISMO. De nada sirve tener mucho talento y técnica si delante de ti aparecen los fantasmas, los miedos, las creencias, los diálogos internos que generan nervios incontrolados que no te permiten dar lo mejor de ti en ese minuto y medio en el que estas delante de 4 millones de telespectadores (por no contar los cazatalentos de las discográficas)
Todo actor, músico, pintor, escultor busca que se conozca y reconozca su trabajo, un contrato que les proporcione fama y fortuna o simplemente que les permita vivir bien haciendo aquello que le hace felices. En definitiva aquello que les de lo que ellos consideran: SU ÉXITO.
Hay mucho trabajo detrás de un ÉXITO….

La respuesta es tuya… mi consejo:
TRABAJA DURO, NO TE RINDAS Y SOBRE TODO DISFRUTA DEL CAMINO… Nosotros, como coach artístico te acompañaremos en el trabajo, estaremos pendientes cuando caigas para tenerte la mano que pueda alzarte de nuevo y nunca dejaremos que no seas feliz en el proceso.

LiderA lo mejor de tu vidA

17 diciembre, 2014

OB-TI661_madmen_G_20120613085234

Hace tiempo leí un libro de Rona Jaffe, que se titulaba “Lo mejor de la vida”, libro que desde aquí recomiendo sin duda, Rona, cuenta la historia de cómo Caroliner Bender y sus amigas se abren paso dentro del mundo laboral en la América de los años 50 entre intrigas, cotilleos mucho humo y un ambiente donde el éxito y el triunfo es cosa de hombres. Son las primeras mujeres que empiezan a apostar fuerte por hacerse un hueco dentro de esa niebla masculina, y estereotipada donde las mujeres tan solo son objetos decorativos, ellas comienzan a replantearse el panorama, y son las primeras que se enfrentan a tener que decidir entre el matrimonio y la profesión. Un gran cambio de observador.
También me ha caído hace poco por recomendación, una biografía de Mary Kay, si ella, la fundadora de la marca y empresa de cosméticos que lleva su nombre, y como yo me leo hasta los prospectos, me lo acabé en dos días. Impresionante el liderazgo de esta mujer en aquellos tiempos, lo que hoy nos suena a sabido (aunque raramente practicado), ella lo desarrolló de manera brillante, y es hoy en día que aún perdura su modelo dentro de la empresa.
Lo cierto es que hay poca divulgación del liderazgo femenino como tal, yo diría que incluso cuando nos encontramos con él, se le suelen atribuir condiciones masculinas a la mujer que lo representa, desvirtuando de esa forma su feminidad. Recordemos el ejemplo de Margaret Tachert, de la que se llegó a decir incluso que lo cierto era que… era hombre. Y es que cada vez que una mujer destaca en un puesto relevante de una organización lo hace por criterios tales que poco tienen que ver con su manera innata de proceder, por tanto una mujer que quiera ascender a puestos directivos en grandes corporaciones tiene que des-aprender a ser mujer.
Las mujeres por naturaleza, genética y adaptación social estamos dotadas de unas capacidades distintas a las que tienen los hombres, no son mejores… pero desde luego… no son peores.
La sociedad está cambiando, como era de esperar y lo hace de manera irreversible, siempre está cambiando y siempre lo hará, y esta crisis económica mundial también supone un cambio relevante en el pensar y en el hacer de la sociedad en general y del colectivo femenino en particular, ahora no somos más pero si se nos nota más. Y es que encabezamos la máquina que tira de la economía, resurgiendo como el ave fénix, y con las pilas cargadas de ideas, el 37% del mundo empresarial está formado por mujeres, este porcentaje aun pareciendo escaso supone un gran incremento respecto a la década pasada. Pero este no es el dato relevante, la realidad es que el liderazgo femenino tiende de manera innata hacia el llamado liderazgo transformacional, y no hemos tenido que aprenderlo, de hecho lo estamos enseñando, ya que parece demostrado que la empresa del siglo XXI necesita de este tipo de liderazgo, centrado en las personal y en el desarrollo de su potencial, miles de años de práctica no pueden estar equivocados, la memoria genética nos lo ha dejado en herencia. ¿No renunciemos a ello… o qué creéis que hace un ama de casa? Liderar, y hacerlo desde el cariño, la responsabilidad, la constante atención a las necesidades, la toma de decisiones (varias a la vez), la comunicación, la resolución de conflictos, la planificación de estrategias, actividades combinadas, detección y gestión del talento… desde una visión, con una misión y basada en valores, corrigiendo comportamientos, predicando con el ejemplo… todo y más, y todo desde el cariño más sincero. Si somos capaces de hacerlo así, nada nos impide llevarlo a la empresa, por una cuestión práctica, simplemente porque FUNCIONA.
FUNCIONA porque trabajamos con personas, y eso se nos da bien.
Caroliner y sus amigas tomaron un gran decisión tuvieron que elegir y meterse en un mundo de hombres, aprendiendo sus costumbres, compitiendo desde la sombra, liderando sin que se notara demasiado…. Gracias a todas las mujeres que como ellas, tuvieron el valor de plantearse sus propias creencias y lucharon por cambiarlas.
Nosotras no tenemos que mimetizarnos con el liderazgo masculino, tan solo tenemos que llevar nuestra manera de hacer, pensar y sentir a nuestras empresas, no es fácil, pero tampoco es una utopía.
Lo mejor de la vida, son aquellos momentos en los que eres tú mismo…. Y además FUNCIONA.

Carmen Clemente

El CSC y CRITERIA firman un acuerdo de colaboración

9 octubre, 2014

 

ase9(0)El CSC (Colegio Superior de Coaching) y CRITERIA Recursos Humanos firman un acuerdo de colaboración con el objetivo de proporcionar a sus clientes un abanico de soluciones eficaces, que les permitan maximizar el talento de los profesionales que conforman su empresa, tanto a nivel individual como a nivel de equipos de trabajo.
El CSC aporta una dilatada experiencia en coaching ejecutivo y empresarial, así como en formación de disciplinas que facilitan el desarrollo profesional y el liderazgo adaptativo tales como Inteligencia Emocional, Programación Neurolinguistica, Neurociencia…
El Colegio Superior de Coaching ha trabajado con más de un centenar de organizaciones, acompañándolas en su desarrollo a través del coaching ejecutivo con programas de liderazgo transformacional, habilidades conversacionales, coaching individual y de equipo, entre otros.
Por su parte CRITERIA aporta soluciones para potenciar el recurso humano de sus empresas clientes, entendiendo sus necesidades y ayudándolas a sacar el máximo provecho de sus capacidades, ofreciendo los servicios de consultoría, formación, gestión de la bonificación, desarrollo de contenidos, proyectos de igualdad y diversidad. Con más de 15 años de experiencia, CRITERIA ha impartido más de 5000 horas de formación y elaborado cerca de 70 planes de igualdad, entre otros servicios.
Con esta unión, estas dos organizaciones innovadoras y de gran relevancia en sus sectores esperan dotar a profesionales y entidades de una metodología que favorezca tanto el crecimiento profesional de sus directivos en competencias sociales, como en la propia gestión de sus equipos.